27/05/2020

AUTRADE CONSIGUE EL SELLO DE COMPROMISO POR LA EXCELENCIA EFQM

1.- ¿Cuándo y por qué empezó vuestra organización su Camino hacia la Excelencia?

A principios del año 2019 recibimos una propuesta de la Federación Española de entidades de Autismo-Fespau, a la cual como entidad de trabaja para la mejora de la calidad de vida de las personas con autismo pertenecemos desde 1996: ¿queréis participar en un grupo de trabajo de varias entidades, para desarrollar el proceso de implantación del sistema de Calidad en la Gestión EFQM e iniciar el camino hacia la Excelencia en vuestra entidad?

En este camino estaremos acompañados por un consultor: Jesús E. Martín Pozas (Doce, S.L.) y el proyecto está cofinanciado con fondos de la subvención del 0,7% IRPF del ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en la línea de Otros fines Sociales (la de la casilla de la declaración de la renta que siempre hay que marcar). El objetivo final, una vez terminado dicho proceso, sería obtener el Sello EFQM.

Equipo guía del proceso

2.- ¿Qué os ha aportado el uso del Modelo EFQM?

La idea de obtener un sello de calidad nos pareció muy interesante, nuestro sector de atención a personas con discapacidad está apostando por demostrar que nuestro trabajo va más allá de la beneficencia tradicional; a pesar de sustentarse en asociaciones sin ánimo de lucro de familiares, el trabajo se ha profesionalizado y busca objetivos claros y medibles con el fin de conseguir, no sólo el cuidado y una buena atención, sino la plena inclusión de las personas con discapacidad (con Trastornos del Espectro Autista, en nuestro caso).

            A pesar de los recelos iniciales ya que pensábamos que iba a suponer un sobreesfuerzo grande de trabajo con los recursos escasos con los que contamos, en seguida lo vimos en clave de oportunidad: ¿si hacemos muchas cosas, realizamos mucho trabajo, porque no sistematizarlo con arreglo a un sistema de evaluación y darle un sentido común, único y medible a todo el trabajo de la Asociación?

Gracias a la implicación de toda la Asociación, desde la junta directiva, con Pilar Álvarez Rebollo nuestra Presidenta a la cabeza;  Gerencia (Fernando Ávila Flor) y Dirección Técnica (Patricia Hernández del Mazo) que formamos el equipo inicial de trabajo de implantación; hasta el resto de la Junta directiva y las Coordinadoras de Servicios hemos iniciado ese proceso de aprendizaje de revisar la misión y visión de la entidad; establecer objetivos estratégico; marcarnos objetivos operativos, claros, medible, alcanzables y revisables; estructurar las actividades por procesos; mejorar los canales de comunicación…El objetivo inicial de obtener un sello de calidad se  ha transformado en un proceso de aprendizaje interno: estamos yendo del cómo hacemos las cosas al cómo queremos hacerlas, dentro del marco de la misión de la entidad por el camino de una estrategia determinada por la propia entidad.

3.- ¿Por qué recomendaría el Sello EFQM a otras organizaciones?

                Ese camino de aprendizaje interno es el que recomiendo, gracias a este proceso de implantación del sello EFQM hemos sido capaces de iniciar ese camino de establecer la misión de la Asociación como algo más que una frase o un objetivo filosófico, es un estadio hacia el que queremos avanzar y así intentar estructurar toda nuestra actividad, no ya con objetivos individualizados deslavazados sino con objetivos claros tendentes a alcanzar esa misión.  Estamos aprendiendo a darle un sentido común a todo lo que hacemos.

La obtención de un sello de calidad es algo importante para cualquier entidad de cara al exterior, ya en muchas licitaciones lo exigen. El sello EFQM hace ver que la entidad hace las cosas de una determinada manera con un esquema de trabajo por objetivos revisables y quien lo ve lo reconoce al instante, puntúa en muchas convocatorias  pero lo importante es poder transformar la entidad en su concepción para trabajar bajo ese esquema.